Enlace a bio

Enlace a obras

sábado, 5 de marzo de 2011

Venganza de Sangre en Zaragoza (Fnac)

25 de febrero, viernes, y la venganza llegó a Zaragoza.

El lugar para la cita fue la FNAC de Plaza de España. La sala Forum, preparada para tales ocasiones, se llenó, y con la hora cumplida dimos comienzo al acto.

A los flancos, dos caballeros fuera y dentro de sus papeles: Ramón Marco, del grupo recreacionista A.C.H.A., en calidad de templario. Enrique Villuendas, de mis Fidelis Regi, como don Aznar Pardo una vez más.

Como maestro de ceremonias, Óscar Sipán, el mago de las palabras, y en la mesa, Eduardo Pueyo, consejero de cultura de la Comarca del Cinca Medio, y el escritor e historiador José Luis Corral, que no necesita presentación. Bueno, también estaba yo…

Una luz brilló sobre nosotros. Tal vez fue san Jorge, que nos daba permiso para conquistar el Mediterráneo...

Me preocupó el calor de la sala Forum. Más que nada, porque Ramón y Enrique llevaban encima ese fresquito envoltorio que son los gambesones, cotas de malla, almófares, yelmos y demás. Pedí que se bajara la calefacción, pero me temo que los pobres, aunque cumplieran como los dos bravos que son, tuvieron que cocerse al baño maría. Razón de más para que les muestre mi cariño.

Abrió Óscar, quien hizo un relato de cómo la noticia de la novela llegó hasta Tropo y la editorial se decidió a apostar por un género que no suele trabajar. Luego estuvo vivo apuntando que todavía estamos metidos en la final de los premios Hislibris, y optando a llevarnos los de mejor novela histórica y mejor autor español.

Eduardo Pueyo insistió, como en Monzón, en su objetivo de difundir la cultura mediocinqueña, labor a la que me he unido con entusiasmo. No en vano Monzón me ha acogido ya como si fuera montisonense, lo cual me llena de orgullo y viene a paliar mi «orfandad» aragonesa. De todas formas, para que no me queden dudas, no solo en Huesca he visto muestras de cariño e interés por mí y por la novela. En Zaragoza me sentí también como en casa. Casi parecía que no hubiera salido de Valencia.

José Luis Corral hizo un alegato a favor de la auténtica novela histórica, habló de la importancia de la época en que se desarrolla Venganza de Sangre y tuvo muy amables palabras para la novela. La verdad es que así, en persona, es como cuando escribe: certero y rotundo. Obviamente, aproveché la ocasión para agradecerle tanto su presencia en FNAC como ese prólogo con el que ha bendecido Venganza de Sangre.

Por mi parte, di algunas pinceladas de las tramas, siempre bajo la atenta vigilancia de José Luis, que no quería que desvelara demasiado… Y por supuesto tuve palabras de agradecimiento, justas y merecidas, para las personas que han colaborado de una u otra forma en la conclusión de la novela, y que aparte del propio José Luis y de mí comprende también a Tropo, a la Comarca y al filólogo José Ángel Sánchez, amigo virtual a quien por fin pude conocer en persona. Ya en su momento tuve la oportunidad de agradecer además su trabajo a Francho Nagore. Como dije en Zaragoza, toda una labor de equipo.

No puedo dejar de nombrar a todos los que acudieron. Muchos ya conocidos —algunos de ellos después de años sin verlos—, también familiares y bastantes recreacionistas que se acercaron a arroparme. Y a otros lectores desconocidos. Tras la presentación y las firmas vinieron las cervezas y la charleta. Otra estupenda jornada que me proporciona Venganza de Sangre. Y espero que haya más.

3 comentarios:

  1. Aquí tienes la crónica de maese Enrique:

    http://foro.fidelisregi.com/viewtopic.php?id=2262

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, genial, Enrique.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. De nada. Es un gustazo escribir para público tan agradecido. Tú también sabes algo de eso ¿verdad? ;)

    ResponderEliminar