Enlace a bio

Enlace a obras

sábado, 15 de septiembre de 2012

Venganza en el club de lectura Penadés

El club de lectura fue bautizado con el nombre del autor de El hombre de Esparta, pero aún no había materializado la actividad que le da nombre. Venganza de sangre tuvo el honor de ser la novela escogida para la ocasión en un acto organizado y coordinado por Toni Zarza. Espero que el club siga adelante con más actividad.

Me encantan los clubes de lectura. Disfruté mucho en los de Calatayud y Ricla, y lo mismo me ha pasado en Valencia. El acto se enriquece tanto con las preguntas y comentarios de los lectores como con el ambiente que se crea, mucho más espontáneo y rico que el de una presentación, por ejemplo. Es curioso ver cómo una novela deja de ser propiedad del autor cuando sale a la calle. Cada lector recrea la historia escrita de forma diferente, ve detalles, intuye matices que escapan al resto. Una novela es un ente vivo que se adapta a cada persona. ¿O será al revés? Hay cientos de venganzas, o miles. Ojalá fueran millones, je, je.


En vísperas de que La loba de al-Ándalus comience su andadura, creo que puedo sentirme satisfecho de las aventuras de Blasco de Exea. Un paso más hacia el futuro para una novela nacida de las tristezas pasadas. Me gusta oír que un lector ha disfrutado con Venganza de sangre. Me gusta saber que ha odiado a ese mugroso almogávar o ha amado a la tabernera de Cáller. Que se ha batido con D'Argentan o que ha desembarcado en Cerdeña lanza en mano. Y ahora espero que a ese mismo lector y a muchos más les gusten Zobeyda, el conde de Urgel, el califa Abd al-Mumín, Álvar el Calvo, Hafsa, el emperador Alfonso, el rey Lobo, Pedro de Azagra... Espero que disfruten del siglo XII en Valencia, en Marrakech, en Granada, en Albarracín, en Murcia... 

Ya queda menos para saberlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario