Enlace a bio

Enlace a obras

miércoles, 19 de enero de 2011

El caballero del Alba

El caballero del Alba, novela histórica medieval publicada en 2008 con Delibrum Tremens, fue mi primera incursión en el género. Para ello escogí una leyenda de mi tierra, la de Los amantes de Teruel, un tema virgen para novelar y hermoso para desarrollar en una época crucial de la historia de España.



Año de Nuestro Señor de 1217.

En la oscuridad de una lóbrega mazmorra de la Valencia almohade, un joven aragonés desgrana la crónica de su aventura, rememorando los cinco años de que ha dispuesto para conquistar su meta.

Nacido y educado en una sociedad militarizada, heredero de la tradición guerrera aragonesa, Diego de Marcilla halla en su Teruel natal un amor puro que choca con las ambiciones de don Pedro de Segura, el padre de la también enamorada Isabel.

Obligado a abandonar las murallas de Teruel, Diego parte con el ejército aragonés de Pedro II para luchar en una batalla crucial que ha de cambiar la Historia: Las Navas de Tolosa.

Es sólo el comienzo de la odisea de Diego. La disputa contra la ciega superstición, el fanatismo, la venganza y la ambición, pero también la amistad, la lealtad y, sobre todo, el recuerdo siempre presente de Isabel de Segura, acompañan al protagonista al campo de batalla de Muret, en el que se ha de decidir el destino de Occitania; de allí al peligroso Mediterráneo, escenario de la actividad corsaria balear, y, por fin, a Tierra Santa, donde tienen lugar las intrigas palaciegas del Reino de Jerusalén y la omnipresente amenaza sarracena.

En El caballero del Alba seremos testigos de la dura vida fronteriza en el Teruel de principios del siglo XIII y veremos nacer y crecer un amor capaz de dar vida a la leyenda; asistiremos con Diego de Marcilla a la cruda campaña de Las Navas, a la brutal masacre de Malagón o a la heroica toma de Calatrava, preludio de una de las batallas más importantes de la Historia de España. Nos estremeceremos a la sombra del fanatismo integrista que barrió de un plumazo el sueño cátaro y nos ilusionaremos con la nobleza guerrera de Pedro II. Surcaremos el mar, pugnando ora contra las tormentas enviadas por Dios, ora contra los corsarios procedentes de las islas. Lucharemos por la libertad y por la amistad más pura y acabaremos llevando las barras de Aragón a la propia Tierra Santa.

Con un estilo evocador y una rigurosa fidelidad a la Historia, al estudio militar y a las bases de la tradición, El caballero del Alba nos traslada a un tiempo de guerra para ser testigos de la más bella leyenda de amor, un mito épico que entrelaza sus dedos con la Historia y que, ochocientos años después de su desenlace, sigue despertando el orgullo y arrancando las lágrimas de sus herederos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada