Enlace a bio

Enlace a obras

miércoles, 19 de enero de 2011

Venganza de Sangre, premio de novela histórica Comarca del Cinca Medio

En junio de 2010 emuladmos a nuestro rey conquistador, aunque haciendo su trayecto vital a la inversa. De Valencia viajamos a Monzón, donde la Comarca del Cinca Medio y el Centro de Estudios Históricos de Monzón nos tenían preparada una grata sorpresa: a los pies de su castillo, en la Casa de Cultura montisonense, se hizo entrega del Premio de Novela Histórica Comarca del Cinca Medio, en su segunda edición (2009). La obra ganadora, Venganza de Sangre, es la novela que escribí desde principios de 2007 hasta entrado 2009, un "pequeño tochito" cuya acción se inicia justo tras las Vísperas Sicilianas pero que encuentra su núcleo en los sucesos que tuvieron lugar en el primer cuarto del siglo XIV.
Las bases de este concurso son bastantes restrictivas. Si no me equivoco, es el concurso de Novela Histórica que más cierra el tema en España. En esta su segunda edición era obligatorio que se contemplara la caída de la orden del Temple, dado que en 2009 se cumplía el 700º aniversario de la rendición de Monzón, último reducto templario, ante las fuerzas de Jaime II de Aragón. También se precisaba, naturalmente, que al menos parte de la trama transcurriera en los territorios de la actual Comarca del Cinca Medio. Fue una verdadera suerte que mi Venganza de Sangre, que teníamos curándose como un jamón, cumpliera con los requisitos. Así que allá fue. Para Monzón.

A la izquierda, la iglesia del castillo. El lugar en que se ordenaba a los frailes guerreros es ahora escenario de un audiovisual que dramatiza los últimos momentos de la encomienda más obstinada del Temple. A la derecha, vista general del castillo (arteHistoria). Debajo, torre de Jaime I. La sorprendida visitante se preguntaba cómo un rey pudo criarse en semejantes estrecheces.
Premios aparte, Monzón ofrece al amante de la Edad Media una de las joyas de nuestra Historia: el castillo templario, visita obligada. Aparte de erigirse como último bastión de la orden durante el lamentable proceso que acabó con los templarios, la fortaleza montisonense muestra los lugares en los que recibió su educación el más famoso rey aragonés, Jaime I. Y, algo que desconocía, guarda entre sus murallas otra historia, la de los franceses que resistieron los cañonazos y las minas españolas durante la reconquista del castillo en la Guerra de la Independencia.

Debajo de estas líneas, a la izquierda, edificios del refectorio y torre del homenaje. A la derecha, interior del refectorio

En cuanto al concurso literario, el Jurado de este año estaba presidido por Francho Nagore y compuesto por Begoña Sarroca, José Ángel Sánchez, José Antonio Adell, Joaquín Sanz y José Galindo. Los presidentes de ambos organismos (Comarca y Cehimo), en compañía del concejal de Cultura de la Comarca, Eduardo Pueyo, y el mismo Nagore, fueron los componentes de la mesa en que se dio oficialidad al acto. Se subrayó la importancia del premio para dar a conocer la comarca, así como su historia, y para contribuir a eso tan denostado en todo momento: la Cultura. La entrega de premios estuvo amenizada musical y poéticamente, y un pequeño destacamento templario interrumpió el acto para dar testimonio de presencia de los antiguos freires; entre ellos, Darío Español, accésit con su obra Non Nobis, Domine. Los ángeles caídos. Lo de Darío es de 100% de eficacia: novela que escribe, premio que se lleva. Van dos; y lo que te rondaré, morena.


En fin, muy buen ambiente en Monzón, tanto durante el acto formal como después, disfrutando de la charla y de la cerveza fría. Especialmente orgulloso quedo, cómo no, con las impresiones de Nagore sobre Venganza de Sangre, apreciando el nivel de documentación histórica y el «oficio» con el que está escrita, así como las reminiscencias de la novela decimonónica y de la actual de aventuras. También fue muy agradable charlar con los jurados y escuchar de tú a tú las impresiones que tuvieron leyendo la obra.

Junto a estas líneas, Francho Nagore hace entrega del diploma ganador bajo la vigilante mirada de varios templarios

Un recuerdo muy especial para Casa Gloria, el hostal donde nos alojamos. Prácticamente parecía que seguíamos en casa, porque no se puede sentir uno más acogido. Eso por no hablar de la belleza del edificio y de esos pedazo desayunos montisonenses. Encarecidamente recomendable.

Faltaba camino, no mucho (medio año, más o menos) hasta que la editorial zaragozana TROPO sacara a la luz la novela. En aquel junio del 2010 basta con saber que, pese a todo, la premiada es una novela que trasciende el tema de los templarios. Venganza de Sangre se sumerge en la dominación mediterránea de la Corona de Aragón, en los entresijos de la cancillería real de Jaime II, en el entorno europeo occidental de principios del siglo XIV y, sobre todo, en la condición humana.



A la derecha, templario de cartón en el interior del refectorio en el castillo de Monzón. Se ha escrito mucho sobre estos frailes guerreros en los últimos tiempos, pero de tal modo que lo más común es asociarlos automáticamente con el esoterismo banal, los enigmas, las conspiraciones para derribar a la Iglesia, María Magdalena y todo el resto del pastel. Tanto los templarios como las reliquias y la superstición son asuntos muy medievales, pero también pueden ser tratados con objetividad.

Enlaces de la noticia en Ronda Somontano (revista digital del Somontano de Barbastro), en el Diario del Alto Aragón, en Radio Huesca y en la web oficial de la Comarca del Cinca Medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario